viernes, 24 de febrero de 2012

OTRA PREGUNTA (o tampoco no tanto)


Los políticos partidarios de las cargas policiales contundentes contra los alumnos ¿serían partidarios también de una carga policial contundente contra los políticos valencianos implicados en corrupciones, que darían para una manifestación multitudinaria?

7 comentarios:

Al-Juarismi dijo...

No, porque son los mismos.

Manuel dijo...

Nadie se condena a si mismo
Clarines y timbales
Eran uno novillos afeitados, si salen los miura estoy seguro que no habrá desproporción, huirán temerosos de las botellas con mecha, ya lo veréis
bravo por los chicos , nos han dado una lección de valentia a los mayores, estoy esperanzado con la juventud española , han hecho más en dos dias que los politicos y votantes en 12 años
Cerro Público, sin Anuncios de prostitución ( proxenetismo y abuso de mujeres y menores ) no ha podido sobrevivir, los anunciantes prefieren tener sus anuncios en periodicos lacayos de derecha, aunque permitan anuncios amorales
Saludos

J.A. González dijo...

El tema antidisturbios siempre da mucho juego... generalmente a bastos.

Anónimo dijo...

Son los mismos, estoy casi seguro. Los mismos que reclaman contundencia son los que cuentan su dinero, público, claro.




Uno de la Judería

Carlos F. Maleno dijo...

No creo que la policia tuviese nada que ver. Son los meros ejecutores de las órdenes. Si a los policias les dicen que contengan y guarden el orden: contienen. Si les mandan que actuen contundentemente, utilizando la violencia: así lo hacen.

Un saludo.

Toribio dijo...

He leído varios de tus libros, Felipe, y me gustan, pero creo que es una pena que te vayas tanto a las tierras valencianas, con el juego que te podrían dar las andaluzas, viviendo como creo que vives en Andalucía... Por aquí pasan tales cosas que es una lástima que no las aprovechen tus sentido del humor y tu ironía...

Anónimo dijo...

¿Meros ejecutores de órdenes? ¡Para echarse a temblar!... ¡Ejecutores!... Definidos con espeluznante precisión quirúrgica. Por cierto, eso ya lo hemos oído muchas veces, y suele coincidir cuando aparecen víctimas inocentes. La diferencia es que nos estábamos acostumbrando a ser espectadores de la violencia policial, en países donde la democracia es una broma macabra, y no protagonistas. ¿Tendrá algo que ver con el cambio prometido y que ya está aquí?




Uno de la Judería