viernes, 19 de abril de 2013

El cursi no puede ser tan cursi como para no saber que es cursi.

2 comentarios:

Francisco José Martínez Marín dijo...

En estos tiempos los cursis son una forma deliberada de distinción, si no rebelde al menos arriesgada.

Microalgo dijo...

Oh, sí que puede. Claro que puede.