jueves, 17 de diciembre de 2009

BLUES CON MIGUEL RÍOS

.
Como no todo en la vida puede ser literatura, ahí va este enlace musical.

http://www.youtube.com/watch?v=i7tI_VS40TU


Fue en un programa de televisión. No habíamos ensayado, yo llevaba años sin tocar en un grupo y me encuentro de repente en un escenario inmenso, con una banda magnífica, con un público expectante, con las cámaras... y con Miguel Ríos.

Miguel se empeñó en que yo hiciera el solo de guitarra. Empezamos a tocar. Nervios por mi parte, como es lógico, temiendo equivocarme y tener que repetir la toma por mi culpa. Llega el momento del solo. No sé si me sale bien, pero al menos me queda cuadrado. "Uf, menos mal", me digo. Casi al final de la canción, Miguel interrumpe: tiene problemas con los monitores. De modo que a repetir. Me quedaba poca adrenalina, y en esa segunda ocasión el solo me salió regular, tirando a mal.

Luego, como fin de fiesta -whisky mediante, y con pitos carnavalescos- tocamos con Joaquín Sabina la gamberrada que podéis ver en este otro enlance.

http://www.youtube.com/watch?v=uoi9qeFfEeU

Se trata, en fin, de echar el rato.
.

9 comentarios:

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Fantástico, Felipe. Son de esas escenas que quienes no sabemos tocar la guitarra imaginamos bajo la ducha, como en el anuncio. Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¡Pues bien hecho!

Microalgo dijo...

UAAAAA!!!!

Que gustaaazooo!!!

FELIPE BENÍTEZ REYES dijo...

Gracias por los comentarios.

Sí, la "sensación de escenario" es única.

A veces me pregunto por qué no opté por eso, pero cualquier respuesta sería falsa, o al menos imprecisa.

Jesús Beades dijo...

Pues yo por ahora mantengo los dos gustazos. El del poema, solitario y esporádico, y del escenario, más constante, intenso, pero agotador y frustante a veces, por otros movitos. Buenísimo el video. Un abrazo navideño.

Jorge Andreu dijo...

Estáis clavados Joaquín, Miguel y tú. Ojalá hubiese estado entre el público o acompañando con un piano. Acabo de llegar aquí, no conocía tu blog. A partir de ahora te seguiré a diario.

Un saludo.

Jorge.

L.N.J. dijo...

No está nada mal, y sé que no se trata de elegir; pero me quedo con Joaquín Sabina, tengo todos sus discos. Y es buenissiiiimoooo !!!

Salduos.

mota.ja dijo...

Del árbol de las rarezas se extraen experiencias extraordinarias. ¡Bravo¡ Tres "monstruos" en el escenario.
Confieso que no podía imaginarlo.
Me uno a esos aplausos de Luis García Montero, con sin gafas oscuras.

Anónimo dijo...

Fantástico Felipe, te he descubierto justo hoy en casa de unos amigos, ojeando un recopilatorio de poesía titulado 1000 años de poesía española. Después en casa, he encontrado tu blog, tus libros...y las rarezas. Que día más regalado para mi.