sábado, 28 de abril de 2012

REFLEXIÓN PRIVATIZADORA

Los gobernantes valencianos han decidido privatizar la gestión de la sanidad pública, para ahorrar.


Visto lo visto en aquellas tierras, ¿por que no privatizan también -para ahorrar- la gestión política?

6 comentarios:

José Luis Martínez Clares dijo...

Ya está privatizada desde hace años. Los políticos son una careta que oculta intereses privados. Para ahorrar, tal vez bastaría con un conserje en cada administración pública. Los conozco tremendamente eficaces. Hacen un poco de todo sin saber demasiado de nada. Pero van apagando fuegos. La única diferencia con los políticos es que éstos los encienden y salen bastante más caros. Saludos

Anderea dijo...

Todo se andará, si es que no se ha andado ya.

En la descripción que hacía Niño Becerra de la crisis, creo recordar que decía que, al final, cuando por fin hubiéramos salido de ella, los gobiernos de los estados habrían desaparecido y las grandes multinacionales habrían ocupado su lugar.

Cuando oí la noticia que da pie a su reflexión, pensé de inmediato en él.

corocota dijo...

Privatiza que algo queda
Para que halla una comisión tiene que haber una transación
chao

J.A. González dijo...

No se si es ignorancia, si cobardía acomodada, si ceguera,pero vivimos en el país de "sálvese quien pueda"... nos ahogaremos casi todos...

Estoy pensando en meterme a mosca borrachita... puesto a ahogarse.

Energu dijo...

Es una posibilidad que se está barajando. Lo llaman intervención, para que asuste algo menos (sólo un poco). A mí me parece bien, seguro que todo funcionaba mejor. Oferta, demanda, control de los riesgos, reducción sí o sí de los gastos fijos. Es más, yo privatizaría el propio Reino (no derogado) de Valencia, del que podría ocuparse Joan Carles I, ahora que con sus patéticas disculpas por cazar un elefante, que en Botsuana lo hace cualquier mindundi desde un helicóptero, ha demostrado que ya no reina en España.

Televisores pantalla plana dijo...

Oye que buen articulo, es la primera ves que visito tu blog y estoy segura que lo seguiré haciendo. Un abrazo.