lunes, 10 de mayo de 2010

EXTRATERRESTRES


Se veía venir. El físico Stephen Hawking ha dicho que la lógica dispone que es más que probable que exista vida extraterrestre. La lógica de la imaginación ya lo dio por sentado hace mucho tiempo, y ahí tenemos a los extraterrestres de las novelas, de los tebeos y de las películas, que constituyen un catálogo de criaturas de apariencia fea y pegajosa y de intenciones aviesas y colonialistas, dispuestas a acabar con los terrícolas por el mero gusto de exterminar, que es algo de lo que los de aquí sabemos un poco.

Indica Hawking que, para su cerebro matemático, los meros números indican que resulta perfectamente racional pensar en formas de vida ultraplanetarias. Uno de matemáticas sabe poco, pero la cosa debe de ser tan clara como una operación del tipo 2 x 2 =
EXTRATERRESTRE, o similar. Es decir, las matemáticas más estrictas en alianza con las fantasías más descabelladas. De todas formas, para que no todo sea exactitud, indica Hawking que “el verdadero desafío consiste en averiguar cómo pueden ser” esos forasteros. Yo me inclino por el tópico del reptil, no sé, más que por el tipo humanoide cabezón. Más tipo lagarto que teletubbie Más verdoso que azulado. Más bien corpulento que menudo. Será cuestión de esperar un poco, y no estaría mal que, mientras sí y mientras no, se organizaran concursos televisivos para definir el fenotipo extraterrestre, aunque el premio no podría entregarse hasta que se produjera la invasión, y todo dependerá de si esto sigue en pie después de que aterricen las naves invasoras.

Avisa Hawking de que no resulta prudente que los humanos mandemos señales al espacio para que sean recibidas por inteligencias extraterrestres, porque más vale dejar las cosas como están. “Si nos visitaran, los resultados serían como cuando Colón llegó a América”, conjetura el científico, y se imagina uno a los extraterrestres cambiándonos nuestras cosas de oro por metales baratos y relucientes de allí, de donde ellos vengan, y practicando un exterminio étnico escalofriante, porque no creo que los extraterrestres se paren a distinguir a un vasco de un extremeño o a un gitano de un chino, y ahí vamos a llevar todos papeletas para el matarile. Como mucho, podrá librarse Venezuela, porque me extrañaría que su presidente dejase pasar por alto la ocasión de chulearles un poco a los foráneos, y no sería raro que nacionalizase de manera automática todos los platillos volantes que aterrizaran con ánimo imperialista en su suelo patrio. Ojalá.

Aquí la cosa sería un poco distinta: les daríamos una subvención para renovar la flota de naves espaciales, les regalaríamos un ordenador para los niños y les mandaríamos a José Blanco para que dialogara con ellos sobre la posibilidad de abrir una línea de alta velocidad entre la Tierra y el planeta que corresponda.

Aunque, al final, ya digo, matarile colectivo, porque ellos van a lo que van. Como cualquiera.

.

7 comentarios:

Jesus Esnaola dijo...

Bien. Hay en esto algo que me molesta. Los guionistas de "V" no serán premios Nobel, ni lo será Tim Burton por su "Mars Attack!". No voy a intentar enumerar los centenares o miles de obras en todos los formatos posibles que nos han advertido de que los extraterrestres, ET mediante, son una panda de cabritos superiores y destructivos para los que somos poco menos que hamburguesas en potencia.
Menos mal que por fin lo ha dicho un tipo respetado por la comunidad científica, no esos paridores de ficciones de medio pelo. Si lo dice Hawking es otra cosa, si lo dice Hawking será verdad, si lo dice Hawking la embajada de Neptuno presentará una queja formal porque si lo dice Hawking es que va a misa, otra ironía en la que no entraré hoy.
Y sí, tienes razón, para hacer un comentario más largo que la entrada lo haces en tu blog, pensarás.

Un abrazo y perdón por el abuso.

Microalgo dijo...

Uh, por aquí hay más de uno que nos pasamos dándole a la tecla, Maese Esnaola...

Yo soy biólogo (botánico, para más señas), y el principal problema que encuentro en el ámbito de la exobiología es el agua. Nuestro planeta está, casualmente, a una distancia estupenda del sol. Más cerca, evaporados. Más lejos, congelados. Y aunque Carl Sagan ya especuló con jovianos gaseosos, lo cierto es que un líquido se antoja indispensable para combinar moléculas que evolucionan.

Pero si admitimos unas cuantas restricciones, lo mismo sí que los hay. En ese caso, es probable que sólo quieran poseer a nuestras mujeres para perpetuar su raza, con lo que nosotros (humanos masculinos), a no ser que nos confundan de espaldas, estaremos prácticamente a salvo.

L.N.J. dijo...

Después de ver Avatar, me acordé del Planeta de los simios ( pude acordarme de la pantera rosa, pero no fue así ), me pregunté ¿ porqué siempre somos, en mayoría, los malos ?. Y es que parece ser que estos extraterrestres tienen el gen de la bondad, donde el ser humano queda siempre muy mal.

Tendemos a inventarnos seres mejores que nosotros mismos, en este caso con dos antenas, verdes y para más susto salen de noche.
En la serie lagarto, en mi pueblo me decían que me parecía a la mala, !qué arte!.

¿ Y si los extraterrestres somos nosotros ?, lo decía por lo de las subvenciones y esas cosas. Pero al final, pues eso, matarile...

Tu texto ha estado muy simpático,
gracias.

Hiparco dijo...

Hawkings parece haber resuelto la paradoja de Fermi con cálculos matemáticos, y lo más sorprendente es que la solución se parece más a una historia conocida; en efecto, los extraterrestres civilizados somos nosotros, que ya estamos pensando poner perdido Marte.

L.N.J. dijo...

Sólo vine para decir que puse la fuente en mi bloc, y que quería enseñártela. Tomo dibujos de aquí y allá y los juntos, me gusta dibujar, pero _ toda infantil_, con lápices normales.

Por cierto, he leído sobre tu vida y no sabía de la mitad. Al verte con Joaquín Sabina, me ha encantado, tengo casi todos sus discos. Diría que un extraterrestre fuera de lo normal, es especial. Me gustan todos los cantautores. Ultimamente me ha dado por escuchar a Silvio Rodríguez " Ojalá ".


Un beso y felicidades por esa carrera personal, que veo, que has sabido elegir muy bien.

Gracias.

Microalgo dijo...

Ñó. Silvio Rodrígez. ¿Sabe que cuando yo tenía veinte años me podía pegar (guitarra en mano y sin mirar letra) al menos cien canciones de ese tipo? Luego no hay manera de quitárselo uno de la cabeza...

L.N.J. dijo...

Claro que no hay manera de quitárselas de la cabeza ( no hay edad para ello ), son unas joyas. Poemas con música, y más de estos canta-autores que parecen que los han parido cantando en vez de llorando.

Ahí tienes a Serrat ( que le canta a todo ); a Joaquín Sabina, cantando de esa manera tan especial al amor; Paco Ibañez; Patxi Andion; Nicola Di Bari; Joe Dassin ...

En fin, para no acabar nunca.

Y no vamos a convertir " Mercado de espejismos en _ FM_ , que el propietario del blog nos echa, jajaaaa.

Saludos.