domingo, 9 de octubre de 2016

Si a Paulo Coelho le hubiesen dado una tarjeta black, habría comprado miles de almas.

.

2 comentarios:

Manuel Lombelle dijo...

Si partimos de que el ego es la medida del alma, aquí nos encontramos con la paradoja de que estos hombres con tanto ego son unos desalmados.

Jose Pedro Moreno Diaz dijo...

Parece un juego divertido, y me pregunto qué hubiera comprado Pérez-Reverte de haber tenido la tarjeta. Ya puestos, aprovecho para opinar que lleva más razón que Rico, en su reciente disputa, aunque a su segundo artículo le sobra la última frase (por lo que tiene de amenaza).