lunes, 21 de mayo de 2012

UNA VIEJA PELÍCULA, ANOCHE

Pudo haber sido una ñoñería, pero no. Pudo haberse quedado en un cuadro costumbrista, pero no. 

Con "Our Town" (en español "Sinfonía de la vida"), de 1940, basada en una obra de teatro de Thornton Wilder, Sam Wood consigue una película emocionante sobre nuestra fugacidad, sobre la fragilidad y la fortaleza de nuestras aspiraciones, sobre la grandeza y complejidad de las vidas pequeñas.

Al fondo, la muerte, como un brochazo oscuro. En primer plano, el prodigio melancólico y luminoso de la vida.

4 comentarios:

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Recuerdo el coloquio que siguió a esta película cuando la emitió Garci. A alguien se le ocurrió decir que le parecía una película de terror. Lo decía por el pueblo, que es siniestro, y por la propia estética sombría de la película (hay un entierro espeluznante). La he vuelto a ver varias veces y no puedo estar más de acuerdo.

FBR dijo...

Es verdad, José Manuel. El ambiente tiene algo de "gótico", a pesar de transcurrir en un pueblecito en teoría arcádico.
Hay algo de expresionismo -más o menos alemán- en muchas escenas, como en la que aparece el director del coro, borracho, instruyendo a las damas en la música, con su sombra un poco a lo nosferatu -o a lo doctor Mabuse- proyectada en la pared.
El narrador, en los primeros minutos, nos dice que la apacible ama de casa que aparece en pantalla está ya muerta. Una película, en fin, muy rara y muy fascinante. Un cuento de hadas con un maravilloso toque siniestro.

Anónimo dijo...

¿Las vidas pequeñas son complejas y saben de grandezas? Me alegra saberlo, mire por donde.
Claro que, si conocen la complejidad y la grandeza ¿no quedan lejos de ser vidas pequeñas?
(nunca he leído una crítica cinematográfica en donde se pueda apreciar tantas frases...¿exactas? Sí, las llamaría así, extraordinariamente exactas()

Colom dijo...

El cine da agradables sorpresas, no recuerdo si la he visto , pero Sam Wood es un director de prestigio, pasa con el cine que una misma pelicula tiene diferentes lecturas, según la época y la situación personal que tengas
Saludos