jueves, 17 de noviembre de 2011

EL DEFRAUDADO





.

Minutos antes de morir, el contralmirante confesó: “He navegado por los siete mares y apenas habré visto un millar de sirenas”.


.

8 comentarios:

Juanjo dijo...

Con ver una yo me conformaria
Un abrazo

Anónimo dijo...

Se nota que el hombre tenia buen corazón, una sirena no se aparece a alguien que no tenga la Compasión como gran virtud. Manuel , saludos

Primitivo Algaba dijo...

Los hay con mala suerte Felipe, pero como ese cntramirante pocos, ¿eh? Un abrazo
Primitiv o

Ferrán Blasco dijo...

Hola Felipe,
Te lo dice uno que no es muy amante de los microrrelatos, me has dejado impresionado. Tienes toda mi admiración.
Por cierto hoy me he comprado el libro que prologas de Christina Stead y de aquí un rato lo voy a empezar...
Saludos

FBR dijo...

Gracias por los comentarios.

Espero que te guste la novela de C. Stead, Ferrán. Ya contarás. A mí me pareció espléndida.

Anónimo dijo...

Tampoco hay que ser tan modesto, un millar de borracheras tampoco está nada mal, por tan sólo siete mares




Uno de la Judería

Microalgo dijo...

Pues si uno no las ve, se las inventa. Cítese aquí a Benedetti.

Anónimo dijo...

Pues al pie de la ventana de mi cuarto pasan todos los días al menos tres o cuatro. Y de las que de verdad hacen enloquecer con su cantos. Así que aquí sigo, atado al mástil, intentando distraer mi aciago destino con otras navegaciones.

Fred Urbán