domingo, 20 de septiembre de 2009

ELEPÉS


De vez en cuando, apetece hacer listas, esas aliadas metódicas de los recuerdos caóticos.

Hoy me apetece hacer (¿¿¿???) la de los discos fundamentales de mi adolescencia.

Discos que por una razón o por otra -por una razón y por otra, generalmente- fueron decisivos en aquella época de confusiones y de deslumbramientos.

La música tiene una capacidad prodigiosa de rememoración: oyes por azar las notas iniciales de una canción olvidada desde hace décadas y, de repente, el pasado se reconstruye: revives con precisión un estado emocional, un estado de conciencia, unos olores, unas sensaciones específicas, unas asociaciones sentimentales que ya no tienen nada que ver con el que ahora eres.

La música, en fin, da oxígeno a los fantasmas, por decirlo de algún modo.

Nick Hornby (recomendable su libro 30 canciones, en Anagrama) opina que no se debe juzgar la música por sus repercusiones emocionales en nuestra historia personal, sino por su valía musical intrínseca. Bueno, sí, pero ¿cómo se hace eso?

La música se enreda con los enredos propios de la memoria y entra a formar parte de su catálogo de nebulosas nostálgicas.

Pero va ya la lista. La hago sin repasar los discos que tengo en las estanterías, confiando en la memoria, que suele ser poco de fiar para asuntos de memoria. Es decir, que algún olvido importante habrá.

Como se ve, las referencias son bastante previsibles. (Como la adolescencia misma.)


-JIMI HENDRIX, Band of Gypsys

-DEEP PURPLE, Machine Head

-ALLMAN BROTHERS, Live at Fillmore East

-PINK FLOYD, The Dark Side of the Moon

-CREAM, Live Cream

-STEPHEN STILLS, M. BLOOMFIELD, AL KOOPER, Supersession

-THE BEATLES, Let it Be

-SANTANA, Abraxas

-DAVID BOWIE, Ziggy Stardust

-URIAP HEEP, Look at Yourself

-CREEDENCE CLEARWATER REVIVAL, Pendulum

-EMERSON, LAKE & PALMER, Pictures at an Exhibition

-JETHRO TULL, Aqualung

-GRAN FUNK RAILROAD, E Pluribus Funk

-TRAFFIC, On the Road

-JEFFERSON AIRPLANE, Surrealistic Pillow

-GEORGE HARRISON, All Things Must Pass

-BLIND FAITH, Blind Faith

-CAT STEVENS, Foreigner

-LYNARD SKYNYARD, Second Helping

-KING CRIMSON, In the Court of the Crimson King
.
(El tiempo ha pasado -y cómo-, pero todos siguen pareciéndome maravillosos, por emplear un adjetivo entusiasta y de contornos difusos.)
.
P.D. Ahora empieza la lista de los olvidos:
.
-THE ROLLING STONES, Sticky Fingers
-MAHAVISHNU ORCHESTRA, Birds of Fire
-ERIC CLAPTON (et allii), Rainbow Concert
-LEONARD COHEN, Songs from a Room
.
Habrá más, supongo.

.

9 comentarios:

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Estoy de acuerdo con un 70 u 80 % de la lista: quiero decir que también despiertan en mí esas "repercusiones emocionales" que dices. Pero también reconozco que algunas de esas repercusiones no resisten el peso de la prueba: cuando me compré "In the Court of the Crimson King" en CD, me aburrió enormemente. Un abrazo.

Nada Importa dijo...

Esto da, como mínimo, para un "SingStar Benítez Reyes", y de regalo una botella de Bourbon.
O dos.

FELIPE BENÍTEZ REYES dijo...

Gracias por los comentarios.

Sí, King Crimson es, en líneas generales, un poco intolerable a estas alturas, cuando uno ha perdido ya algunos "prejucios positivos" (por ejemplo, el de creerse en el deber de soportar cosas insoportables), pero creo que ese disco se redime por una sola canción: "Epitaph".

Microalgo dijo...

Jó.

El "París" de Supertramp.

"Camino del Águila", de Imán Califato (sí, de acuerdo, make shit little parrot).

"El final de este viaje", de Silvio Rodrígez. Lo escuché en un cassette desvencijado creo que toda la noche ,vuelta y vuelta, como si en lugar de una cinta fuera un lenguado.

"El momento de las cartas amistosas" de Alan Parson's Project.

"Diciembre" de George Winston.

(Me saltaré a todo Bach para no parecer pedante).

Ya no se hacen discos como esos, o yo ya no soy el mismo.

O ambas cosas, que no son excluyentes.

Un abrazo.

Mcartney dijo...

De camino a mi cocina hay una estantería de esas que se ven por ambos lados, o sea que no está pegada a la pared, donde reposa esa grito de horror deformado en tonos azules, y rosáceos de "En la Corte del Rey Krimson".
Creo que me lo presentaron cuando estaba haciendo C.O.U. y empezaba a ori música que no fuera autóctona.
La Mahavisnu ?. Dios mío.
Música siempre.

Mcartney dijo...

Por cierto, me costó un tiempo sacar en mi guitarra el riff de entrada de "Epitaph", pero mereció la pena.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Mucha nostalgia. Los de hoy se pierden lo mejor.

Liliana Lucki dijo...

Las listas de aquello que nos gustaba y nos gusta.

Son momentos de recuerdos de todo tipo,uno

elige las partes de nuestras historias con fondo

musical.

Es un ejercicio maravilloso. Muchas veces se aparecen

momentos que estaban escondidos....

Me encanto lo tuyo. Te saludo desde Argentina

Liliana.

Angelus dijo...

En esa estela de rock progresivo y de los 70: "Pawn hearts" Van der Graff Generator.